Posteado por: Samuel Tarazona | 9 diciembre, 2009

Apocalypse Now: Los Sonidos del Horror

Recientemente le fue otorgada a la película “Apocalypse Now” (Francis Ford Coppola, 1979) la distinción de Mejor Película de los últimos treinta años, otorgado por The London Film Critics Circle. Como recordamos, la película narra la travesía del capitán Willard (Martin Sheen) de Saigón a Camboya, en el cumplimiento de su misión de ubicar al renegado Coronel Kurtz (Marlon Brando) que ha establecido una especie de culto a su alrededor en medio de la jungla en plena guerra entre Vietnam y EEUU.

En su viaje, Willard conoce variados personajes, algunos de ellos incluso caricaturescos, y pasa por situaciones que dentro del contexto de una guerra podrían calificarse de delirantes. Todo ello configura una atmósfera de surrealismo y locura que va creciendo conforme Willard se acerca al escondite de Kurtz y alcanza su clímax cuando finalmente ambos personajes se encuentran.

La técnica cinematográfica y el planteamiento general del director permite que uno no sienta que está viendo una película sobre la Guerra de Vietnam sino haciendo un viaje emocional – junto a Willard – a lo más oscuro de la mente humana y de cómo se puede enloquecer cuando nos encontramos en medio de una guerra, o más bien, como por ser seres dementes terminamos enfrascados en guerras sin ningún sentido; recordemos sino la famosa frase del coronel Kilgore: “Adoro el olor a Napalm por las mañanas“.

No se trata entonces de una película clásica del género de guerra; es la visión de un artista sobre un hecho tan brutal como lo es un conflicto bélico, una crítica frontal con un mensaje claro y directo: la guerra es una locura y solo puede provenir de lo más profundo y oscuro del corazón humano. La inspiración la tomó de la novela del gran escritor polaco – nacionalizado inglés- Joseph Conrad, “El Corazón de las Tinieblas”.

Para plasmar en la pantalla una película de tales proporciones – no solo en el aspecto visual sino emocional – Coppola hizo uso de técnicas cinematográficas que aún hoy en día resultan tan impactantes como hace 30 años. Entre ellas cabe destacar el aspecto sonoro. Bien es sabido que para sentirse inmersos en la historia que transcurre frente a nuestros ojos, tan importante como la parte visual es la parte acústica.

Nuestros cerebros reciben la información (imágenes y sonidos) que llegan por separado a través de ojos y oídos y la procesan convirtiéndola en código que luego provocan reacciones de alegría, miedo, tristeza, cólera, etc. Un buen diseño de sonido tiene que tener todo esto en cuenta, debido a que la señal sonora debe estar modulada de tal modo que llegue al cerebro al mismo tiempo que la imagen (recordemos que la luz tiene mayor velocidad que el sonido), asimismo debe ser equilibrada de manera que no cause confusión o desorientación. Cuando la pista de sonido esta mezclada en algún sistema multicanal, el trabajo es aun mayor debido a que el audio está distribuido en varios parlantes situados alrededor del espectador.

“Apocalypse Now” fue la primera película en utilizar el sistema de seis pistas Dolby Surround Stereo de 70mm – un sistema precursor del actual Dolby Digital 5.1 – el cual permitió tener mayor cantidad de canales para dispersar el sonido y lograr un efecto envolvente. El uso de esta tecnología fue clave para complementar el ambiente caótico y enrarecido buscado por Coppola, pudiendo sentir que escuchamos lo mismo que escucharía el capitán Willard desde su perspectiva conectándonos aún más con sus reacciones y emociones.

En el siguiente enlace se puede encontrar una entrevista a Walter Murch, ingeniero de sonido en el que Coppola confió para diseñar y editar el soundtrack de la película. En ella nos explica el proceso de creación de la banda sonora y como está fue estructurada para servir al propósito del director. Además nos señala como el sonido de los helicópteros se convirtió en uno de los elementos principales y más desafiantes de realizar y de cómo en cierto momento de la película sirve para conectarnos con la mente del personaje de Willard.

http://designingsound.noisepages.com/2009/10/walter-murch-special-apocalypse-now/

Anuncios

Responses

  1. La imagen de Martin Sheen entrando en colapso en su cuarto producto del alcohol y de fondo la canción de The Doors “The End” es impresionante. Igual de buena son las escenas donde se toca la canción de Creedence Clearwater Revival “Suzie Q” y la canción de Die Walküre “The Ride of the Valkyries”.

    • Si pues, las canciones de la banda sonora acompañan muy bien las distintas escenas, y ademàs hasy varias de rock clàsico!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: