Posteado por: Samuel Tarazona | 22 diciembre, 2010

¿Evidencias de un Universo Cíclico o Interpretación Errónea de Imágenes?

La teoría de un universo cíclico se remonta a los años 30 cuando científicos, entre los que se incluía Albert Einstein, plantearon una alternativa a la Teoría del Big Bang. Esta consistía en que el universo actual era uno más en una cadena de sucesivos eventos que generaban universos, es decir, ciclos completos de expansiones y contracciones; sin embargo, respetando la Segunda Ley de la Termodinámica, la entropía aumentaría en cada ciclo, lo que implica que si retrocedemos en el tiempo los ciclos durarían cada vez menos hasta llegar a un punto inicial donde todo se inició, es decir el Big Bang que la teoría quería descartar.
 
Un nuevo modelo de universo cíclico fue propuesto en esta década por Paul Steinhardt de la Universidad de Princeton y Neil Turok de la Universidad de Cambridge, en vista de los descubrimientos realizados sobre la existencia de la materia y la energía oscura y el hecho de que el universo está acelerando su expansión a una velocidad mayor que la predicha por el modelo estándar del Big Bang.
 

Este nuevo modelo considera al universo como producto del choque de dos láminas tridimensionales (3-branas) que colisionaron hace millones de años siendo el universo tetradimensional visible una de esas branas quedando la otra brana oculta a todas las fuerzas del universo excepto a la gravedad. El ciclo se sucedería por el choque de estas dos branas cada cierto periodo de tiempo cuando la materia y la energía se reducen a cero producto de una expansión acelerada del universo. Las dos branas quedarían con pequeñas fluctuaciones cuánticas o “imperfecciones” que ocasionarían la acumulación de materia y energía en algunas partes del próximo universo generando las nuevas galaxias y estrellas. Como parte de la Teoría de Supercuerdas, esta nueva visión de un universo cíclico aún tiene muchas preguntas que responder empezando con el concepto mismo de branas, lo que ocurre en el choque de dos de ellas y como interactúan todas las dimensiones involucradas.

Anillos encontrados en la Radiación de Fondo

Un modelo de universo cíclico ha sido propuesto por Roger Penrose y llamado Cosmología Cíclica Conforme. Esta teoría es tratada en su nuevo libro “Ciclos de Tiempo: Una Extraordinaria Nueva Visión del Universo” el cual será publicado en mayo del próximo año. En noviembre de este año, en conjunto con Vahe Gurzadyan del Instituto de Física Yerevan (Armenia), Penrose indicó haber descubierto evidencias de la existencia de antiguos universos que existieron antes del nuestro y que se encontrarían ocultas en la radiación de fondo de microondas (último vestigio del Big Bang sucedido hace 13.7 mil millones de años según la teoría) lo cual es consistente con su modelo.

Estas evidencias – descritas como fluctuaciones de baja temperatura en la radiación de fondo y mostradas como anillos concéntricos en imágenes del satélite WMAP – fueron interpretadas por Penrose y Gurzadyan como posibles impactos de agujeros negros supermasivos que sucedieron en un universo precedente al nuestro y que habrían dejado su huella en el Big Bang que originó el nuestro.

Como toda teoría que amenaza remover los cimientos de lo poco que conocemos sobre el origen del cosmos, muchos científicos dieron su opinión al respecto habiendo un consenso en contra de la teoría de Penrose y su equipo. Uno de ellos, Amir Hajian del Instituto Canadiense de Astrofísica Teórica, indica que Penrose falla al no tomar en cuenta que cada fluctuación de temperatura en la radiación de fondo tiene su correlación con las temperaturas de las áreas adyacentes proveyendo la estructura de como se distribuyeron las galaxias en el universo actual.

Adam Moss y sus colegas de la Universidad de Columbia Británica en Vancouver tuvieron una conclusión similar indicando que “Gurzadyan y Penrose no han encontrado evidencia de fenómenos pre Big Bang, sino que simplemente han redescubierto que la radiación cósmica de fondo contiene una estructura”.

El consenso es que estos patrones circulares hallados por Penrose sí existen, pero son consistentes con el modelo actual de origen del universo y no requieren una teoría pre Big Bang para su explicación.

Penrose y Gurzadyan han argumentado que sus simulaciones dan mejores resultados que otros estudios previos donde los círculos son consistentes con la teoría actual. Los círculos de baja variación de temperatura están agrupados y no aleatoriamente distribuidos lo cual no puede ser explicado por inflación sino por una noción de universo que implica múltiples ciclos, cada uno producto de un Big Bang.

Como sea que Penrose y su equipo estén en lo correcto o no es notable ver como una aseveración suya basta para movilizar a todo el mundo científico que se dedica a estudiar el origen del universo. Esperemos que sus estudios no sean descartados tan fácil y rápidamente como parece y provean una base para entender mejor como se originó el universo.

Nota: tener en cuenta que la foto adjunta donde se aprecian los anillos ha sido modificada para que se aprecien con mejor detalle. En realidad no son tan evidentes.

Anuncios

Responses

  1. los especialistas en ciencias físicas, son democráticos,respetan las ideas y no lo imponen…
    los místicos son autoritarios,se asustan o se enojan cuando un agnóstico expone sus ideas…porqué?…

    • El astrónomo norteamericano Carl Sagan, sobre quien he publicado un artículo que te invito a leerlo, escribió en su novela Contacto: “No puedes convencer a un creyente de nada porque sus creencias no están basadas en evidencia, están basadas en una enraizada necesidad de creer”.

  2. No se si tiene que ver con el tema pero, muchos dicen que la biblia esta mal traducida al inicio pues cuando dice que dios creo el cielo y la tierra, dice que en el realidad dios los rehizo. Eso lo escuche en la Rosa de los vientos, en un programa que trataba sobre errores de traduccion en libros miticos.

    • Existen traducciones del hebreo que afirman que Dios creó el mundo en un primer momento y que de algún modo este mundo se volvió caótico y Dios tuvo que rehacerlo, lo cual le tomó seis días luego de los cuales creó al hombre. No creo que tenga que ver directamente con el tema pero si se comprobara que existieron universos antes del nuestro sería un nuevo golpe a las bases de las religiones.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: